jueves, 12 de mayo de 2022

Vuelo Inaugural

Una aventura aérea en un Yak 52

Llevábamos mucho tiempo esperando el momento de iniciar el viaje de vuelta a casa y por fin los problemas y papeleos parecían tocar a su fin. Sentados en la cabina del avión, bajo un sol veraniego, esperábamos la confirmación de la autorización para sobrevolar territorio polaco fuera de las rutas establecidas para vuelos visuales, sin la cual no podríamos llegar a nuestro destino por falta de combustible. Tras despegar de Kaunas, en Lituania, debíamos volar directamente a la frontera lituano-polaca y dirigirnos a Gdansk dejando a escasos kilómetros la peligrosa frontera rusa del territorio de Kaliningrado, la única salida al mar Báltico de la Rusia actual.


Por Juanjo Manzano (OLL)

La situación política en la zona todavía estaba revuelta en aquellos días y algún piloto que se había acercado demasiado a esta frontera ya se había llevado algún susto con los cazas rusos con lo que al recibir la autorización para despegar, nuestras mentes se dispusieron a realizar una navegación lo mas precisa posible para evitar “problemas”. Con dos GPS y una buena carta no debíamos tener ningún problema a la vista del maravilloso día que teníamos, así que rápidamente nos encaminamos a la frontera y tras una breve comunicación con “Varsovia control” pusimos rumbo a nuestro destino por la línea mas corta.

jueves, 21 de abril de 2022

Mi primer vuelo

En ese instante comprendí que sería piloto y ya no lo dejaría nunca

Goyo, mi instructor, ya me lo advirtió. “Habrá dos días que no olvidarás en tu vida: el día de tu boda y el de tu primer vuelo.”

Por Celestino Francos (OLL)

El día empezó con una mañana clara y limpia; un cielo tan azul y sin nubes que podías hacer cualquier cosa: subir al Teide y disfrutar de un día de montaña, navegar en el velero que te esperaba en el pantalán, o cualquier otra cosa que te imaginaras; pero ese día era mi suelta, mi primer vuelo solo. Llevaba esperando por él dos semanas de mal tiempo, y, al fin, después de una borrasca, llegó el día. Atrás quedaban meses de entrenamiento, de tomas y despegues, de vuelo lento, de virajes, de... Pero ese era el día: era, la suelta, es decir, mi primer vuelo solo.

jueves, 10 de marzo de 2022

Jane Goodall

 La defensora de los chimpancés

Cuando tenía dos años, su padre le regaló un chimpancé de juguete. Le puso el nombre de “Jubilee” y le cogió tanto cariño que nunca se ha separado de él. Muchas décadas después, todavía sigue sentado en una silla en su casa de Inglaterra.

Por Javier Gregori (OLL)

La zoóloga y antropóloga británica Jane Goodall nació en Londres el 3 de abril de 1934, pero su verdadero hogar lo encontró en Tanzania, en el Parque Nacional de Gombe, uno de los últimos refugios que le quedan al chimpancé, la especie que más se parece a la nuestra y la única que puede donarnos sangre. Pero no adelantemos acontecimientos.

jueves, 3 de marzo de 2022

Governoren

Atrapado en el hielo

La primera visión del Governoren es inquietante. Sobre un paisaje minimalista de agua y hielo surge la cabeza de un monstruo marino, abandonado y herido por el paso del tiempo. Su proa, erguida sobre la superficie y afilada como una cuchilla, parece dispuesta a derribar las enormes paredes de hielo que lo circundan: las puertas de la Antártida.


Por Sergio Hanquet (OLL)

Dejamos atrás el Cabo de Hornos y el Pasaje Drake. Llevamos dos días de navegación enfrentándonos a las olas más grandes del mundo, o al menos eso maldicen nuestros estómagos.

jueves, 17 de febrero de 2022

Yo estuve bajo la Estrella Polar

La realización de un sueño ártico

El propósito de este artículo es el de contaros las vivencias de unos años intensos en los que, en compañía de un reducido puñado de amigos, recorrí algunos de los lugares más hermosos de nuestro planeta. Me gustaría ser capaz de haceros llegar las emociones, miedos y alegrías que vivimos durante ese tiempo y que han quedado en nuestra memoria para siempre. Recordar es volver a vivir.


Por Curro Soria (OLL)

Hace ya algún tiempo, una buena amiga me envió un mensaje por internet. Se trataba, de uno de esos mensajes que corren a cientos por la red y a los que normalmente no suelo prestar atención. Pero aquel mensaje en particular, me sobrecogió por lo que transmite:

“Los hombres, pierden su salud por ganar dinero,
Después, gastan el dinero en recuperar la salud,
Por pensar ansiosamente en el futuro, olvidan el presente
Y al final, no viven el presente ni el futuro.
Viven como si nunca fueran a morir
Y al final, mueren como si nunca hubieran vivido…”